Análisis: Bajo que parámetros se dará la misión de observación electoral de la UE

La Unión Europea (UE) y el Consejo Nacional Electoral (CNE), firmaron un acuerdo para que en las elecciones regionales del 21 de noviembre, cuando se elegirán gobernadores, alcaldes, diputados regionales y concejales, el organismo comunitario europeo tenga una misión de observación electoral.

Se trata de una misión inédita, en palabras del miembro de la red de observación electoral de la Asamblea de Educación, Humberto Rojas.

Una misión de observación electoral de la UE asiste a eventos donde se disputa el poder nacional, es decir concurren a elecciones presidenciales o parlamentarias nacionales.

Los datos

En primer término se espera que en octubre lleguen 11 expertos electorales. La cifra se extenderá con el pasar de los días hasta 62 personas u observadores electorales que se desplegarán en todo el país. Tendrán otros 34 observadores a “corto plazo” y contarán con el apoyo de veeduría nacional con otras 20 personas para el día de las elecciones.

La jefa de este equipo, Isabel Santos, dijo que su trabajo será “defender los valores democráticos y promover un proceso creíble, inclusivo y transparente”.

Realizarán una evaluación técnica independiente de todos los aspectos del proceso electoral y propondrá recomendaciones para mejorar las elecciones, tras el proceso.

Uno de los puntos centrales y una diferencia de lo que el CNE permitía como acompañamiento internacional es la posibilidad de independencia de los observadores. El acuerdo firmado por las partes garantiza la libertad de expresión, movilización y hacer públicos los informes, que primero serán avalados por los rectores del CNE.

El último proceso al que la Unión Europea envió una misión de observación fue a las presidenciales del año 2006, cuando se midieron Hugo Chávez Frías y Manuel Rosales.