27.7 C
El Tigre
24/02/2021
Mundo Oriental
Cultura Regionales

Anaquenses reinventan y reutilizan disfraces para no perder la tradición del carnaval

Pese a las restricciones sanitarias, el maquillaje y la inventiva serán necesarios para «crear» los atuendos

Anaco.- Una de las tradiciones que más se ha visto afectada por la pandemia del covid-19 ha sido la muy popular fiesta del carnaval, por ser esta una fiesta colorida, musical y de mucha fantasía que a convocado a las calles a niños, jóvenes, adultos y abuelos por igual durante años.

Con este ya son dos las fiestas que arruina el virus que azota a la humanidad desde finales del 2019. Y si bien es cierto que aún hay alertas con la enfermedad, no hay que negar que nos hemos acostumbrado a ella y las restricciones a la que nos ha sometido.

Este 2021 tampoco se ha permitido la celebración típica que nos permitía observar y desfilar por las calles carrozas y trajes con un ambiente musical.

Sin embargo en Anaco, al centro del estado Anzoátegui, la tradición se preservará aunque sea en pequeña escala. No habrá comparsa ni grandiosos atuendos, tampoco minitecas ni concentraciones y no se coronará ninguna reina.

Pero los más pequeños de la casa, y algunos no tan chicos, lucirán disfraces sencillos y humildes. Se trata de no dejar pasar la ocasión para la alegría.
El maquillaje, ropa vieja, telas y disfraces guardados serán los que salven la expresión cultural mundial.

El pequeño Reymond Castro de tres años de edad ha «heredado» el atuendo de conejo que en 2017 utilizó su hermano mayor Reybert, ahora con 7 primaveras. El mayor ahora será maquillado de calavera y ataviado con ropa de color negro.

«Reybert le gustó mucho la película Coco así que le propuse pintarlo como una calavera y aceptó encantado»

«quería que los niños disfrutarán esa ilusión de usar un disfraz como yo lo hice»

Narró Clara de Cuatro, madre de los niños.

La vendedora de productos alimenticios de 27 años de edad, pese a asegurar que entiende las medidas sanitarias del gobierno «lamenta» que las nuevas generaciones no vivan el carnaval a plenitud.

Para Silvia Pereira lo más importante es evitar más contagios y » terminar de una bendita vez con la peste» pero siente pena por todo el tiempo que se está perdiendo. La costurera de 25 años de edad se ha valido de algunas telas y ropa vieja para hacer trajes a sus hijos.
Así las gemelas Britany y Britney serán unas bailarinas africanas de 9 años de edad, en tanto que Brian (6) será el médico que inyecta contra el covid.

«Los tres están entusiasmados por salir a que los miren en sus nuevas personalidades»

«Nos pusimos de acuerdo familiares y amistades para ir a dar una vuelta, quizás comprar panes, golosinas y refrescos y volver a casa temprano»

contó la mujer luego de salir a dar un paseo los días de carnaval y quien ha remendado piezas a sus allegados.

Gracias a las habilidades de Silvia algunas amigas, hermanas y primas lograron recuperar disfraces de años anteriores. «En algunos casos cortar, en otros agregar y también inventar» dijo acotando que lo bueno es que el carnaval es la fiesta de la fantasía y la imaginación por lo que es inspirador tener una idea y ver como la concretas.

Las dos madres coinciden en asegurar que lo importante de esta ocasión es que sirve para entretener a los niños que están «estresados» con tanto encierro o las tareas y con ésto liberan un poco.

Foto referencial de carnavales anteriores en Anaco

El estilista Rigo Malavé (40) ha desempolvado sus trajes antiguos y se prepara para darles uso.

«Desde hace años participó en comparsas y tengo mis trajes como nuevos, con algunos retoquitos quedaron listos»

dijo Malavé

El estilista vestirá un traje distinto por día y saldrá a repartir caramelos por las calles con un aparato de sonido portátil para demostrar que a su edad aún tiene swin para el calypso. «Me adorarán» aclaró

Publicaciones relacionadas

Inició restauración de Uptjaa en Pariaguán

Velásquez Eilika

Gobernador de Anzoátegui reportó 43 casos positivos por Covid-19

Jesús Rincón

Anuncian activación del esquema 7+7 en estaciones de servicio de Pariaguán

Mundo Oriental Redacción