Aristimuño: Aumento del pasaje por parte de alcaldesa golpea y sigue deteriorando el bolsillo del maturinés

“El ciudadano honrado en Maturín sigue siendo víctima de un Gobierno arbitrario que juega a vulnerar sus derechos, sumergiéndolo aún más en una pobreza extrema”, así lo expresó el presidente de Un Nuevo Tiempo (UNT) en Monagas, Ángel Aristimuño, al rechazar el aumento del pasaje urbano en la ciudad capital, sin ser consultado.

Aseveró que “esta medida por parte de la alcaldesa Ana Fuentes golpea y sigue deteriorando el bolsillo de los maturineses, quienes devengan de un sueldo de 130 bolívares al mes, por lo que dejarían el 90% de lo que perciben en el transporte público”.

“No estamos en contra del aumento porque ciertamente la inflación y la inestabilidad económica hace imposible el acceso a piezas automotrices y se hace cuesta arriba, pero el sistema y lo poco que percibe el ciudadano de a pie no alcanza para cubrir la cesta básica, como para dejarlo todo en pasaje”, expresó.

El dirigente de la Unidad Democrática agregó que “el lunes se le dio un golpe duro a las personas. No se convocó para llegar a un acuerdo tripartito, donde se involucran al sector Transporte, Alcaldía y Comité de Usuarios. Al igual que los impuestos municipales, se siguen tomando decisiones que desfavorecen a la población”.

Del mismo modo cuestionó que “¿Cómo hace una madre que debe pagar cuatro pasajes al día y gana sueldo mínimo?”, al tiempo que añadió: “la gente preferirá caminar o dejar de trabajar por este absurdo de Ana Fuentes, quien sigue improvisando con las políticas púbicas en la ciudad”.

“A esta fecha no le han dado la cara a los ciudadanos, solo están los tabuladores y se esconden detrás de un escritorio para que la gente no les reclame ni cuestione”, acotó Aristimuño.

Señaló también que “los estudiantes quedaron fuera de los tabuladores y deben también ajustarse a un pasaje normal. Deben dar pronta respuestas”.