China batalla contra la obesidad y sobrepeso infanto-juvenil

El gobierno de China preparó un plan que busca detener el alarmante alza de niños y adolescentes con obesidad y sobrepeso por malos hábitos alimenticios y estilos poco saludables de vida, informó hoy la prensa local.

Según el diario Global Times, el programa lo diseñó la Comisión Nacional de la Salud y otras cinco instituciones, prohíbe a las escuelas extender el horario de clases y les exige respetar los recesos.

Los centros docentes tendrán que garantizar al menos tres horas por semana de actividad física intensa a los estudiantes y eliminar del menú las comidas ricas en azúcar, grasas y sal.

Mientras, los padres deberán reducir a sus hijos el tiempo de uso de dispositivos electrónicos.

Cifras oficiales indican que 16 por ciento de la población infanto-juvenil de China, especialmente los varones, padece obesidad y sobrepeso.

Nutriólogos desde hace tiempo urgen al Estado a tomar cartas en el asunto, preocupados porque la tendencia apunta a un acelerado aumento y se prevé que hacia 2030 sean 49,48 millones los chicos afectados.

En ese sentido, claman por un cambio inmediato en las dietas como el consumo de más productos del mar y vegetales, menos sal y comida chatarra, así como la necesidad de que las nuevas generaciones tengan al menos una hora diaria de ejercicios.