Detectan el primer caso del síndrome de ano inquieto relacionado al Covid-19

Un hospital de Tokio detectó el primer caso de síndrome de ano inquieto como posible síntoma secuela del Covid-19

Según el estudio publicado en la revista BMC Infectious Diseases, un hombre de la tercera edad comenzó a presentar un malestar profundo en el ano luego de recuperarse de una infección de SARS-Cov-2.

Los científicos reportan que el síndrome del ano inquieto deriva un trastorno neurológico y es una variante del síndrome de piernas inquietas, una secuela que se ha reportado en pacientes con Covid. Los síntomas son cosquilleos, picazón y hormigueo, por lo que puede llegar a confundirse con hemorroides.

Los médicos señalaron en el informe que los pacientes con esta sintomatología presentan la necesidad de caminar o hacer ejercicio ya que estos disminuyen los malestares. 

«Este virus puede propagarse al sistema nervioso central a través de varias rutas potenciales, incluida la diseminación hematógena y la destrucción del bulbo olfatorio. Las manifestaciones neuropsiquiátricas reportadas de Covid-19 han incluido delirio, estados confesionales, olfato disfuncional y sensación del gusto, psicosis aguda, encefalitis y eventos cerebrovasculares agudos durante Covid-19», señala el estudio.