Día Mundial de la Masturbación: Un día para tocarse y conocerse

El 7 mayo de 1995 la pediatra Joycelyn Elders, ex secretaria de Salud de la gestión de Bill Clinton; dijo ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que la masturbación “es algo propio de la sexualidad humana que debería ser enseñado en las escuelas”.

Gracias a ese discurso nació el Día Mundial de la Matriculación, fecha que terminó por ser impulsada por la empresa de juguetes sexuales Good Vibrations.

En esta fecha controvertida los sexólogos aprovechan para desmontar mitos y erradicar la satanización de una práctica que solo busca el placer y el autoconocimiento.

Realidad de la masturbación

La masturbación ayuda a conocer nuestro cuerpo y sexualidad, por ello hay que concentrarse en la calidad de la misma. También es vista como un entrenamiento sexual de alta categoría.

Por otra parte, la masturbación sirve para activar todos los órganos y glándulas involucradas en las respuestas sexuales.

Si una persona dentro de una relación se autocomplace, esto no quiere decir que su pareja no la satisface. Además, hay que erradicar la creencia de que los hombres disfrutan más de la masturbación que las mujeres.

Otro mito frecuente es que solo los jóvenes recurren a esta práctica y que los mayores no sienten deseo sexual.