El capitalismo salvaje se instala en Venezuela de manos de los «nuevos» millonarios chavistas

Precios en dólares, bodegones floreciendo por todo el país, mansiones tapizadas en mármol Y edificios multimillonarios en urbanizaciones caras, marcan las huellas de corruptos, testaferros y enchufados que comienzan a hacer más dinero en su país gracias a las bondades de la política económica del gobierno Nacional.

La economía determina todo, reza la vieja conseja marxista. Lo que en la práctica ha generado que sus seguidores, cuando se hacen del poder, se dedican a enriquecerse para sumarle al poder político el poder económico, lo que a la larga los convierte en una nueva burguesía, aunque menos educada que la anterior, más ambiciosa y derrochando su mal gusto sin ningún pudor por los cuatro costados de las redes sociales, su gran aliado en este siglo.

Siga leyendo el artículo original en El Cooperante

Autora: Elizabeth Fuentes