El Líbano espera imparcialidad de EE.UU. en diálogo con Israel

El Líbano espera un comportamiento imparcial de Estados Unidos en las negociaciones Beirut-Tel Aviv para demarcar fronteras terrestres y marítimas, refiere hoy una declaración de la oficina presidencial libanesa.

De acuerdo con esa nota, el presidente de la República, Michel Aoun, consideró que depende en gran medida del papel mediador de Washington para llegar a soluciones justas.

Aoun expresó esos criterios durante una entrevista con el subsecretario norteamericano de Estado para Asuntos de Medio Oriente, David Schenker, de visita en este país.

‘La función estadounidense puede ayudar a superar dificultades que obstaculicen el proceso de negociación’, apuntó el jefe de Estado.

Schenker mostró esperanzas en que las negociaciones se completen lo antes posible y sean positivos sus resultados.

Con posterioridad, el visitante estadounidense se reunió con el ex primer ministro Saad Hariri y debatieron sobre los desarrollos regionales y las conversaciones de demarcación de la frontera entre El Líbano e Israel.

Hariri emergió otra vez como favorito para ocupar la jefatura del Gobierno, puesto al que renunció el 28 de octubre de 2019, pero ahora cuenta con respaldo de la mayoría de los bloques parlamentarios.

Los israelíes reclaman 856 kilómetros cuadrados de un área marítima enclavada en lo que los libaneses denominan Bloque 4 perteneciente a su zona económica exclusiva.

La disputa fronteriza mantiene estancada la faena de las empresas Eni (Italia), Total (Francia) y Novatek (Rusia), contratadas por el gobierno libanés para trabajos de prospección mar afuera de gas y combustible.