En 23 de Enero en Maturín viven entre la basura

Hasta más de un mes pueden pasar los vecinos del sector 23 de Enero, de la parroquia San Simón, de Maturín, sin recibir la recolección de basura, porque la situación se torna crítica debido a los malos olores y las moscas que se meten para las casas.

Así lo dio a conocer uno de los habitantes de la comunidad, quien dijo que la Alcaldía del municipio, no se aboca a recoger los desechos sólidos en las comunidades.

«Como dicen por allí, sólo recogen la basura por donde pasa la reina, entonces las comunidades repletas de desechos sólidos. Nosotros también necesitamos del servicio», precisó el vecino del sector 23 de Enero, Carlos Bucarito.

En este sentido, los afectados comentan que las ratas, moscas, y demás alimañas, se meten para las viviendas, poniendo en riesgo la salud de quienes residen en la comunidad, por lo que extienden el llamado a las autoridades a buscar una solución a este problema.