Fiscal de la CPI deja su cargo sin haber anunciado la decisión en el caso Venezuela

La fiscal jefa de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, deja el cargo tras nueve años de servicio con luces y sombras. Consiguió las primeras condenas por crímenes sexuales y destrucción de patrimonio protegido, pero se va con el lastre de las absoluciones de altos cargos africanos sospechosos de crímenes de lesa humanidad.

La jurista gambiana tomó posesión en junio de 2012 de una posición que conocía de cerca. Fue la fiscal adjunta de Luis Moreno Ocampo, el primer fiscal jefe de un tribunal internacional criticado por centrarse demasiado en África, reseñó EFE.

Bensouda, anunció este martes que tienen las conclusiones finales sobre el caso de Venezuela, pero que por los momentos, prefirió dejárselos a la Sala de Cuestiones Preliminares.

La acción es debido a que el gobierno de Nicolás Maduro emitió un solicitud antes de emitir la decisión final.

“Estos procedimientos y su resultado actualmente permanecen clasificados como confidenciales, aunque anticipamos que se harán públicos en breve”, explica.