23.1 C
El Tigre
23/01/2021
Mundo Oriental
Ciencia y tecnología Cultura Economía

Forma de gobierno de Noruega: El más democrático y ejemplar del mundo

Noruega ha mantenido su tradicional sistema político con la monarquía hereditaria como eje central, al igual que sus vecinos Dinamarca y Suecia; aunque también cuenta con otras mecanismos y características que garantizan un panoarma más actual en el funcionamiento de las instituciones y mejoran el grado de eficiencia en el gobierno.

El gobierno noruego se divide en tres poderes: el poder legislativo llamado “Storting”, el poder ejecutivo presidido por el Primer Ministro y el poder judicial que conforman las cortes y juzgados.

Una parte importante de las políticas gubernamentales son los programas de bienestar social, el estado participa de forma directa en industrias claves, los buenos números de la producción de hidrocarburos facilita algunos aspectos de las normas fiscales y el déficit del presupuesto es menor, con la deuda pública completamente bajo control.

Hace 50 años noruega padecía una de las economías más pobres de Europa y pasó a ser la más desarrollada e igualitaria del mundo; gracias al rol del petróleo y el ahorro para el futuro.

Los periodistas económicos y economistas suelen repetir que Yngve Slyngstad, probablemente sea uno de los tipos más listos del país nórdico, tiene el manejo de 800.125 millones de dólares.

Slyngstad es el jefe del Banco Noruego de Manejo de Inversiones (NBIM, por su sigla en inglés) y gestiona el fondo soberano más grande del mundo, en el que Noruega inyecta casi toda la renta petrolera que recibe del Estado, con el horizonte puesto en el largo plazo, es la mayor reserva del mundo destinada a pensiones (161.000 dólares por habitante).

«El primer mundo más desarrollado»

El Fondo Global de Pensiones el Gobierno (FBPG) -su nombre actual- fue creado en 1990 por el parlamento para contrarrestar la merma futura de ingresos, aislar la volatilidad del precio del barril de crudo y, por supuesto, pagar jubilaciones futuras [no actuales].

Al Fondo van a parar los miles de millones de dólares que recauda el Estado por concepto de: impuestos al sector petrolero, regalías por yacimientos y dividendos por su participación mayoritaria en Statoil, la petrolera noruega que a su vez es la mayor operadora de offshore en el mundo.

La reglas de administración son claras: toda la renta petrolera se nuclea allí.

Venezolanos en Noruega.
  • El 96% de las ganancias e intereses se reinvierte fuera del país (para que no puedan ser utilizados políticamente)
  • El 4% se puede girar al Tesoro para financiar gasto público. 

Medio siglo atrás, Noruega no sabía que su mar alberga una de las diez reservas de petróleo más grandes del planeta. 

Por entonces, antes de que se convirtiera en una nación petrolera, era una de las economías pobres de Europa, cuando la dieta más común en el interior del país era a base de zanahoria, papa y pescado.

A nivel global, los 800.125 millones en activos financieros se distribuyen:

  • 60% en acciones de empresas. 
  • 35 a 40% en bonos. 
  • Hasta un 5% en inmuebles.

«Un estado fuerte con baja corrupción y favoritismo genera confianza y tiene los instrumentos necesarios para contribuir a bajar la desigualdad a través de altos impuestos que generan buenos servicios públicos».

Benedicte Bull, líder de la Red Noruega de Estudios Latinoamericanos (Norlarnet).

Igualdad pareciera ser un concepto clave.

«Noruega es un país con una fuerte cultura igualitaria cuyos orígenes están en la religión protestante, en haber sido un país pobre y austero, y con una profunda tradición de cercanía entre el poder político y la sociedad».

Explica Mariano Aguirre, director del Centro Noruego para la Construcción de la Paz (NOREF), con sede en Oslo.

Sin impuestos no existe el Estado

En Noruega los impuestos son altos y, en consecuencia, el Estado está muy presente en todos los aspectos de la vida pública. Un noruego promedio entrega al Estado en torno al 60% de sus ganancias para que este lo reinvierta en mejorar las condiciones de vida de la población.

La educación es pública y gratuita desde el preescolar hasta la universidad, sin discriminar nativos de inmigrantes, y, al mismo tiempo, se encuentra en el club de los países con los más altos niveles de excelencia educativa del mundo.

La cobertura de salud es óptima para todos los habitantes del territorio y no es necesario pagar ningún tipo de seguro ni obra social adicional. Nada tiene que envidiarle un hospital público a las mejores clínicas privadas de Estados Unidos y Europa.

Publicaciones relacionadas

Inicia entrega del Bono Especial Quédate en Casa

MJ

MONITOR DE PRECIOS

Mundo Oriental Redacción

Facebook, Telegram, Whatsapp y Youtube sufrieron caída mundial

MJ