22.7 C
El Tigre
09/12/2021
Mundo Oriental
Internacionales

Informan que el papa emérito Benedicto XVI está «extremadamente frágil»

El Papa emérito de 93 años, Benedicto XVI (de nombre secular Joseph Aloisius Ratzinger) de nacionalidad alemana, renunció al papado en el 2013, y tras ese episodio se encuentra viviendo en una zona tranquila y apartada del Vaticano desde hace siete años, en el monasterio Mater Ecclesiae; siendo atendido por cuatro laicas de Comunión y Liberación, así como por el propio secretario particular del antiguo obispo de Roma, Georg Gaenswein y donde permaneció alejado del foco público hasta la actualidad.

Benedicto XVI con su hermano el arzobispo Georg Ratzinger.

En este momento es su biógrafo Peter Seewald, quien el sábado pasado entregó a Joseph Ratzinger su biografía, quien informa que el primer sumo Pontífice en renunciar al papado en alrededor de 600 años está gravemente enfermo.

En la publicación de este lunes; el medio informativo “Passauer Neue Presse” refleja lo expresado por Seewald, misma informacion que hasta el momento no ha sido ni desmentida ni confirmada por El Vaticano.

Ratzinger volvió a aparecer recientemente en tabloides internacionales desde que hiciera un viaje que lo llevo cinco días a Regensburg, en Baviera, para encontrarse con su hermano el arzobispo Georg Ratzinger, quien murió poco después en Ratisbona el primero de julio.

Se encuentra gravemente enfermo desde su regreso a Roma a finales de junio tras visitar a su hermano, tiene erisipela (fuego de san Antonio) o herpes zóster (culebrilla) en la cara, una enfermedad infecciosa que se caracteriza por hinchazón y placas rojizas, que causa un fuerte picazón y fuertes dolores.

Seewald informó que pese al pronóstico negativo; durante su encuentro, el líder religioso se mostró optimista a pesar de su enfermedad, señala el diario.

El papa emerito visitando la tumba de sus padres en su ultimo viaje,

Explicó que Benedicto XVI razona y mantiene la memoria, aunque su voz prácticamente es imperceptible, y que si recupera fuerzas, posiblemente vuelva a escribir unas líneas.

Durante la pandemia, también se hizo una prueba para saber si había enfermado de Covid-19, pero dio negativo. Aun así, de acuerdo con varias versiones, sus contactos con el exterior fueron notablemente reducidos para blindarlo, y evitar así que se expusiera, a su avanzada edad, a la peligrosa enfermedad.

El papa emérito “se encuentra ahora extremadamente frágil (…) Su capacidad intelectual y la memoria no se han visto afectadas, pero su voz apenas es audible”, escribe el Passauer Neue Presse.

Dicho esto, Gaenswein insistió repetidas veces que Benedicto XVI es anciano pero todavía “muy lúcido”.

Publicaciones relacionadas

Egipto e Iraq impulsan proyectos conjuntos de transformación digital

CamiloP

El Vaticano despedirá a empleados que no se vacunen contra Covid-19

JUDITH BRUCE

“Abuela Kueka” inició su proceso de repatriación a Venezuela en Berlín (Vídeo)

Velásquez Eilika