Instalaciones de la UCV se han convertido en motel, baño público y refugio de indigentes

A pocos meses de cumplirse los trescientos años de fundación de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Ciudad Universitaria de Caracas, que además fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, se ha convertido en una guarida de indigentes y motel público.

Debido a la suspensión de clases por motivo de la pandemia, el campus se encuentra en completo abandono, donde los inescrupulosos a provechan la oscuridad de las instalaciones para sostener relaciones sexuales o utilizar sus espacios como baño público.

Las autoridades universitarias brillan por su ausencia ante el deterioro inminente de este patrimonio histórico.

En un material audiovisual, jóvenes documentaron el drama en que se encuentra la casa universitaria más importante del país, donde contabilizaron a penas en una parte del aula magna, más de 5o condones, así como heces fecales y algunos cartones que se puede presumir sirvan de hotel improvisado o cama para indigentes.