31.6 C
El Tigre
20/04/2021
Mundo Oriental
luis ramon
Opinión

Luis Ramón Rodríguez: El Tigre su otra historia-Los niños sin el niño mucho menos sin San Nicolás

Década de los años años cincuenta, siendo nuestro padres ricos en pobreza y humildad, mi madre nativa de la bella Isla de Margarita, de la zona del Valle del Espíritu Santo.

Aquí en El Tigre se le conoció con el pseudónimo de «Margariteña» (Requiest cat in pace), famosa en aquel otro tiempo como la mejor hacedora y vendedora de la típica arepa.

Mi padre era campesino nativo de Aragua de Barcelona, al que se conoció por nombre de pila Valentin Hilario Rodríguez; siendo este un humilde vendedor de raspao’ conocido popularmente como bola e’ nieve en sus distintas variedades y sabores: Guayaba, tamarindo, colita, menta, fresa y mantecado.

Aún así, sin televisión para la época tenían ya procreados 8 hijos: Cinco varones y tres hembritas.

Para el tiempo se iban preparando y reuniendo entre raspao’ y arepas las ganancias para comprarles las ropitas como estrenos de navidad y nochebuena, pero algo les faltaba; eran los juguetes que traería el niño Jesús, pero para eso nuestra madre nos decía que le pusieramos las cartas al niño debajo del chinchorro y pisadas con las suelas de las alpargatas, pero cuando el niño venia, cual no sería nuestro desencanto, ya que el pedido que se le hacía ninguno de esos objetos se nos traía, pero con esta negociación siempre teníamos como todo muchacho ganas de jugar.

Así era que nos íbamos al ingenio popular y los cinco varones construíamos carros con latas vacías de sardinas, cuatro tapas de Pepsicola como ruedas y guaralito ¡Y raspalo carajo a ver quién llega primero!

Al fondo Maritza la mayor con sus otras 2 hermanitas, Moraima y la mas chiquita y bonita llamada Yolandita.

Se entretenían cargando y dándoles de nalgadas por no beberse los teteros a sus muñecas de trapo que mamá les había hecho.

Publicaciones relacionadas

El Tigre… mi pequeño país: ¡Ultimátum diplomático!

Mundo Oriental Redacción

EL INSPECTOR

Davidall

LA GUILLOTINA

Mundo Oriental Redacción