Mujer se prende fuego al ser violada por un parlamentario indio y no conseguir Justicia

«Queremos que todos ustedes, la gente de Uttar Pradesh y del país, se enteren de esto», fueron las palabras de una joven de 24 años quien se prendió fuego junto con un amigo frente a la Corte Suprema de la India, en Delhi, como protesta contra la escasa atención de las autoridades a su denuncia por violación, y luego murió en un hospital tras una larga agonía,informaron los medios comunicación de ese país.

Antes de prenderse fuego, los dos jóvenes grabaron un video en Facebook Live, en el que la mujer denunció haber sido violada por un parlamentario del Partido de la Sociedad Mayoritaria, Atul Rai, y alegó que altos funcionarios de esa fuerza política y las autoridades judiciales de Uttar Pradesh son «parte de un nexo».

La víctima, no identificada, vivía en el estado de Uttar Pradesh y se trasladó a la capital del país el pasado 16 de agosto, acompañada por su amigo quien fue su gran apoyo para denunciar la injusticia que cometió el poder judicial indio.

Según dijo antes la mujer, el crimen tuvo lugar el 7 de marzo de 2018, cuando Rai la invitó a su apartamento en la ciudad de Varanasi y la agredió sexualmente. Aún más, el hombre filmó el asalto y posteriormente amenazó con hacer circular la grabación en las redes sociales. El 22 de junio de 2019, Rai compareció ante un tribunal de la ciudad de Varanasi y fue sometido a custodia judicial. Ya entre rejas, se postuló como candidato y ganó un escaño en el parlamento nacional en representación del distrito de Ghosi Lok Sabha. 

Mientras tanto, en noviembre de 2020, un hermano de Rai, Pawan Kumar, presentó una denuncia contra la mujer presuntamente violada, a la que acusó de falsificar documentos. Alegó que en 2015, cuando ella hizo una denuncia por abuso sexual contra un líder estudiantil, dijo que su fecha de nacimiento era el 10 de marzo de 1997. En cambio, sostuvo Kumar, cuando la mujer presentó su reclamo contra Atul Rai, indicó como fecha de nacimiento el 10 de junio de 1997.

Como resultado, la presunta víctima de agresión sexual fue acusada por supuesto uso de documento falsificado y conspiración criminal. El 2 de agosto de 2021, después que la Policía no pudiera ubicar su paradero, un juez local emitió contra ella una orden de arresto sin posibilidad de fianza.