Mundo sin tabú: Esta es la verdad sobre como “perder la virginidad”

Virgen únicamente María, lo demás es simplemente inexperiencia sexual ante la cual hay un sin número de mitos fortalecidos por cuentos machistas de abuelas, y la precaria educación sexual venezolana basada en el “cuidao’ con una vaina”.

Llegado cierto punto de la existencia humana las hormonas afloran y empiezan las ganas de tener esa primera vez, que si bien no es un momento mágico, no tiene porqué ser una película de terror.

Edad

Lo primero que debe quedar claro es que para ese primer encuentro no hay edad, es decir, puedes tener 14, 16, 20 e incluso 30 años y nunca haber tenido algún tipo de encuentro íntimo. ¿Es malo? No, lo que realmente importa es decidir sobre tu cuerpo y ejercer tu sexualidad con total responsabilidad. 

De hecho, una verdad silenciada en el publico femenino (y hasta masculino) es que muchas ni siquiera han practicado o recibido sexo oral sino hasta pasada la segunda década de existencia.

Por otra parte, es primordial entender que dar ese paso no es un regalo para alguien más, ni “una prueba de amor”. Se trata de un acto que debe ser deseado por ambas partes y si eres mujer no te compliques, porque el hecho de ser “virgen” no te desvaloriza, ni hace menos atractiva.

A ellos les gustan vírgenes

Palabras más, palabras menos, en una encuesta realizada a varios lectores se pudo concluir que a la mayoría no les importa la falta de experiencia de su compañera, algunos hasta lo consideran un honor por la confianza depositada.

Ayuda extra para el dolor

Una de las preguntas más comunes está relacionada al dolor producto de esa primera penetración. La realidad es que es vital el juego previo prolongado, lubricantes y de ser posible juguetes sexuales. Documentarse sobre el tema en pareja es primordial para aumentar el nivel de confianza y tener claro los límites de cada quien.

La comunicación es primordial en todo momento.

Vaginas, muchas

También hay que tener claro que cada vagina es un mundo y no todas son iguales, por lo que algunas serán mas estrechas que otras. ¿El mejor consejo? Ir despacio y solo entrar hasta donde ella se sienta segura y cómoda para que no termine con micro cortes internos que posiblemente la hagan sangrar.

No tengas pena y tócate

En este punto hay que citar a la masturbación, ya que además de leer, hay que actuar para conocer el cuerpo, las zonas erógenas, partes íntimas, las texturas, ritmo…todo aquello que enciende y excita en general.

Finalmente hay que mencionar la importancia de utilizar métodos anticonceptivos no solo para evitar un embarazo no deseado, sino enfermedades de transmisión sexual.