Murió un niño carbonizado al caer dentro de un horno

Un niño de seis años murió calcinado al caer dentro de un horno, en las Delicias, un pueblo de alrededor de 200 habitantes ubicado en Santiago del Estero en Argentina.

El niño fue identificado como Thiago Orellana y era hijo de uno de los trabajadores del sitio dedicado a fabricar carbón vegetal.

Al parecer, mientras su padre trabajaba regulando la temperatura de uno de los hornos Thiago decidió escalar por sobre el mismo cuando unos ladrillos cedieron y cayó dentro.

Los hornos para fabricación del carbón vegetal oscilan entre los 400 y 700 grados centígrados. Desesperados los trabajadores y el padre de la criatura detuvieron sus jornadas para intentar apagar el fuego y rescatar al menor.

Para socorrer al menor se aproximaron al lugar un camión de bomberos y un camión cisterna, sin embargo, por las condiciones de la carretera tardaron varias horas en llegar.

Un fiscal ordenó a los cuerpos policiales la investigación exhaustiva de los hechos.