27.3 C
El Tigre
27/10/2020
Mundo Oriental
Opinión

Opinión: Si relajamos las medidas podría salirse de control el Covid-19

Cada vez es más común ver personas sin tapabocas, al menos en los sectores populares de El Tigre y El Tigrito; las colas en establecimientos o para tomar el transporte público se hacen sin guardar la respectiva distancia; tampoco es extraño saber de reuniones sociales.

Todo durante el desarrollo de una cuarentena motivada por la primera pandemia del milenio, la única en la historia que ha logrado abarcar el globo originando una situación que no ha hecho más que escalar en países que, previo a esto, se mostraban los más preparados para afrontar una catástrofe similar.

Venezuela se configura en la actualidad como uno de los países que mejor desempeño tiene mientras que en el llamado primer mundo, el virus hace estragos.

El llamado es a que apelen al sentido común

Que las personas que han tomado el aplanamiento de la curva, como si se hubiese terminado la pandemia y hubiésemos vuelto a la normalidad anterior al comienzo de este momento de conmoción, recapaciten.

Tras un creciente número de fallecidos a nivel mundial, muchos ciudadanos no caen en cuenta que protegernos es proteger a los demás. Debemos poner el mayor énfasis en el uso de mascarillas, guantes, distanciamiento social, lavado de manos, confinamiento voluntario y estricto.

Infectarse con el coronavirus no es un resfriado común (como asegura el régimen de Bolsonaro); tras un inicio con síntomas de fiebre alta, dolores de garganta y opresión en el pecho como si se te fuera la vida, necesitar asistencia de un respirador para continuar con vida; llega lo peor, necesitas reanimación.

Sobre la necesidad de ventilación pero mucha gente no sabe de lo que en verdad se trata: No es una máscara de oxígeno puesto en la boca mientras usted disfruta acostado pensando en su vida.

Medicos de la UCV hacen un llamado público a tomar conciencia

La ventilación invasiva menester por el Covid-19 (intubación que se hace bajo anestesia general) consiste en quedarse 2 a 3 semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (decúbito prono) con un tubo en la boca hasta la tráquea y que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que está conectado.

Usted no puede hablar, ni comer, ni hacer nada de manera natural. 

La molestia y el dolor son tal que se siente la necesidad de la administración de sedantes y analgésicos para asegurar la tolerancia a la intubación traqueal.

Durante el tiempo que el paciente necesite la máquina para respirar estará en un coma inducido (coma artificial).

Transcurridos 20 días con este tratamiento, un paciente joven llega a tener una pérdida de masa muscular de un 40% y la posterior reeducación será de 6 a 12 meses, asociado a traumatismos de la boca o de las cuerdas vocales.

Es por esta razón que las personas ancianas o ya frágiles no aguantan.

Si llegaron a leer este mensaje hasta aquí, le agradeceríamos que lo compartieran  para que entre todos nos tomemos en serio esto, ahora que se están volviendo a salir, que sigan por favor las indicaciones y se lo tomen más en serio.

Esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna.

Verde Tom
Editor
Con información de Médicos UCV.

Publicaciones relacionadas

DESDE GUANIPA

Davidall

LA GUILLOTINA

Mundo Oriental Redacción

Claudio Fermín: «El abstencionismo ha crecido y se ha convertido en una pesada ancla»

Verde Díaz