Pacientes renales en Venezuela temen morir en colas de gasolina

Pese a que los entes gubernamentales de todo el país, afirmaron que garantizarían el suministro de gasolina al sector salud, los pacientes renales afirman que temen morir en colas de gasolina.

Los enfermos señalan, que las estaciones de gasolina son custodiadas por organismos de seguridad que los someten a humillaciones y desplantes.

Algunos aseguran, que conseguir gasolina para movilizarse hasta los centros hospitalarios donde son tratados, es una tarea titánica que muchas veces no consigue su objetivo.

Por otra parte, otros comentan que muchas veces tienen combustible solamente para llegar a las gasolineras, pero que corren el riesgo quedarse varados en el lugar, en caso de no poder abastecer los tanques de sus vehículos.

La misma situación padecen los médicos, pues denuncian que «a nadie le importa llenarle el tanque a un médico».

Los galenos venezolanos aseguran, que de persistir la situación, no podrán trasladarse a sus sitios de trabajo, originando el colapso de un maltrecho sistema de salud venezolano.