Padres de niño de 5 años no le compran un Lamboghini y él les robó el carro

Adrián Zamarripa, tuvo la idea de tomar el auto de sus padres y viajar hasta California, luego de que su madre se negase a comprarle un Lamborghini de 200.000 dólares.

Luego de la negativa, el niño esperó a que sus padres salieran de casa y quedarse solo con su hermana mayor. Tomó las llaves y tres dólares, así emprendió su viaje desde Utah, donde vive la familia a el estado de California a 3.767 kilómetros de distancia.

Por suerte, el viaje de Adrián concluiría poco después de empezar, cuando policías de la Patrulla de Autopistas de Utah observó al vehículo haciendo “extraños zigzags a unos 50 km/h.”

Los policías pensaron que se trataba de un conductor discapacitado, por el tamaño y la forma de conducir. Sin embargo se darían cuenta de que se trataba de un menor de edad.

Desenlace feliz

Luego de que la noticia de Adrián se volvió viral, un empresario local decidió cumplir el sueño del niño y se comunicó con los padres del mismo. Finalmente la familia aceptó la propuesta de Jeremy Neves, quien es dueño de una compañía de teléfonos móviles

La hermana de Adrián, Sidney de tan solo 16 años narró la felicidad de su hermano cuando pudo al fin dar una vuelta a la manzana en un Lamborghini Huracán.