Poppers: La droga recreativa que pone en peligro la salud

En los años 70 las discotecas de todo el mundo estaban llenas de bailarines frenéticos y deseosos de sexo salvaje que consumían una droga recreativa conocida como popper. Actualmente esta sustancia sigue siendo muy popular entre quienes se ponen creativos al momento de tener intimidad y les gusta llevar la pasión al límite.

¿Por qué están buscada? Todo se debe a que los poppers tienen un efecto relajante en los músculos lisos, especialmente en los esfínteres y además de ello genera euforia. Estas dos combinaciones ayudan a deshinhibirse socialmente y poder realizar practicas que inicialmente pueden ser dolorosas como el sexo anal.

Hasta ahora todo suena bien y divertido, pero la composición de la sustancia es lo que pone en riesgo la salud, pues contiene nitrito de amilo, elemento altamente tóxico e irritante. A razón de esto último en muchos países la venta de poppers está prohibida y para sortear la ley los vendedores de artículos sexuales los comercializan como “sales de baño” o “ambientadores”

Entre los efectos negativos que causas están daños en la piel u otros tejidos con los que tienen contacto, causa dificultad para respirar, descensos extremos de la presión arterial, disminución de los niveles de oxígeno en la sangre, convulsiones, arritmia cardíaca, coma y muerte.