Presidente Maduro sobre iglesias y conventos: “Ojalá prestaran sus instalaciones”

El presidente de la República Nicolás Maduro; pese que desde hace algunos mese aseguró haber reforzado el sistema sanitario al tener listas 23.000 camas hospitalarias, muchas más de las que necesitaría según sus cifras oficiales; esto como medida preventiva; en cadena nacional este domingo, manifestó gran preocupación debido a la creciente propagación del Covid-19 en Venezuela los ultimos dias y habló sobre la situación del brote en el país.

Además de brindar el nuevo reporte de contagios y muertos por Covid-19, hablo del esquema de flexibilizacion del confinamiento social y acusó a la Conferencia Episcopal de Venezuela de falta de colaboración; al no recibir en sus iglesias y conventos a pacientes con el virus.

“Ojalá prestaran sus instalaciones, algunos de estos prelados que critican al padre Numa, prestaran las instalaciones de sus iglesias, de sus conventos, para ingresar personas con coronavirus para su tratamiento. Ojalá prestaran sus instalaciones para ingresar gente que viene del extranjero, connacionales, para darle trato cristiano, solidaridad, para darle el pan al que lo necesite”, dijo el Dignatario.

El pronunciamiento por parte del Ejecutivo viene dado por la forma en que algunos representantes religiosos criticaron al padre Numa Molina, por días atrás opinar que los migrantes que ingresan al territorio nacional utilizando las trochas son “bioterroristas”.

“Un trochero infectado es un bioterrorista que te puede quitar la vida a ti y a tus seres más queridos. Entren por los pases autorizados, bienvenidos a su patria pero sométanse a la cuarentena, no vengan a infectar a los venezolanos”, Dijo Molina en sus redes sociales.

Tras las declaraciones del presidente, monseñor Roberto Lückert León, arzobispo emérito de Coro, durante una entrevista ofrecida al portal de web Noticiero Digital; manifestó la negativa eclesiástica a aperturar los templos al pueblo afectado por la pandemia diciendo que, tomar las iglesias a la fuerza causará que “la gente se alborote”; esto pese a que no se habló del uso de la fuerza. Sin embargo, no negó la posibilidad de que se pueda llegar a un arreglo que beneficie a todos en negociaciones que permita convertir las Iglesias y “hasta la misma sede del CEV (Conferencia Episcopal Venezolana)” en hospitales provisionales..

“Maduro tendría que hablar con la CEV a ver qué le dicen, porque si se va a meter a la fuerza en una Iglesia, está jugando con candela. No solamente con la Iglesia, sino con el pueblo, porque va a alborotar a toda la gente. ¿Cómo va a meter en las iglesias a los enfermos? En caso de que esto se ponga más grave y no haya donde meterlos, tendremos que ofertar las iglesias para que los metan, pero en este momento no”. Dijo Lückert.

“La gente no va a permitir que un santuario, como el de la Iglesia de la Coromoto, porque le da la gana a Maduro, porque es el rey absoluto; lo tomen. No. Hay una democracia, donde se conversa y se llega a soluciones comunes; pero a lo bravo no. Imposible”, insistió.

Por su parte, José Manuel Olivares, diputado opositor y medico de profesion, declaró este fin de semana sobre el colapso a su parecer del sistema sanitario venezolano a causa del Covid-19.

“Para el cierre de hoy, confirmamos que el Hospital Domingo Luciani, el Hospital Pérez Carreño y el Hospital Universitario de Caracas han llegado al tope de su capacidad. En el estado Anzoátegui, el Hospital Luis Razetti también tiene ocupadas todas sus camas y ventiladores”, expresó Olivares por medio redes sociales.

“Mientras tanto, Nicolás Maduro acondiciona el Poliedro para pacientes asintomáticos. No tenemos camas para los pacientes que necesitan atención médica, pero Maduro gasta dinero y personal en los pacientes que no la necesitan (…) Lo hemos dicho anteriormente, los pocos recursos que hay deben ser para quienes realmente lo necesitan, no para cumplirle los caprichos al dictador”.