31.9 C
El Tigre
04/12/2021
Mundo Oriental
Nacional

Sargento condenado a 23 años de prisión por el asesinato del estudiante David Vallenilla

El sargento Arli Méndez Terán fue condenado a 23 años de prisión por el asesinato del estudiante David Vallenilla durante las protestas de 2017, según información de la cuenta de Twitter del fiscal Tarek William Saab.

Esta sentencia ocurre luego de que el 01 de octubre recibiera una medida absolutoria por parte del Tribunal 15 de juicio del Área Metropolitana de Caracas, a cargo de la jueza Kenia Carillo Galvao, pero ante esta decisión, se solicitó una apelación de la Sala 8 de la Corte de Apelaciones de Caracas y se ordenó la celebración de un nuevo juicio.

David Vallenilla fue asesinado el 22 de junio de 2017, durante una protesta en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de la Base Aérea Francisco de Miranda en La Carlota. La movilización pretendía llegar al Tribunal Supremo de Justicia, pero fue reprimida por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.

El sargento Arli Méndez Terán fue acusado de asesinar al estudiante David Vallenilla tras retomarse el juicio que se le seguía por este caso, incluido en el expediente que busca investigar al Estado venezolano en la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad.

El Fiscal, Tarek William Saab, a través de su cuenta de Twitter informó que la decisión fue tomada por el Tribunal 15 a solicitud del Ministerio Público.

El Ministerio Público logró demostrar con 40 pruebas documentales la plena responsabilidad del sargento en el asesinato de Vallenilla.

“Se han evacuado 30 órganos de prueba presentados por este Ministerio Público, por el fiscal que lleva ese caso, entre testigos presenciales, preferenciales, expertos e investigadores tanto de la unidad criminalística como la vulneración de los derechos humanos del Ministerio, como del Cicpc”, añadió el fiscal.

Saab destacó que entre las pruebas presentadas está la evaluación del arma de fuego accionada contra Vallenilla, y que, según sus afirmaciones, “para el momento de los hechos fue utilizada por el acusado”.

“Se pudo determinar que dicha arma posee ralladuras no propias a ese tipo de escopeta, que se explican por haberle introducido cuatro esferas metálicas detalladas en la experticia de reconocimiento técnico y que fueron extraídas al cadáver”, indicó Saab.

Distintos medios de comunicación presentes en la manifestación documentaron el momento en que el militar, que estaba dentro de la base aérea, le disparó a Vallenilla cuando este intentaba devolver una granada lacrimógena que fue lanzada desde la instalación militar. Luego otros manifestantes socorrieron al joven, pero llegó sin vida a la Clínica El Ávila en Altamira./CRONICAUNO

Publicaciones relacionadas

ONG preocupadas por el aumento de VIH en Venezuela

Mundo Oriental Redacción

Incautaron una tonelada de marihuana en Falcón

JUDITH BRUCE

A 6 años del atroz asesinato de la actriz Mónica Spears

Mundo Oriental Redacción