Sidorista se encadenó a portón de la empresa tras ser jubilado forzosamente

Carlos Rosas, trabajador de Sidor que hasta hace poco se desempeñaba como maestro mecánico en el área de mantenimiento de grúas de la acería de planchones; decidió encadenarse a las afueras de la empresa tras ser notificado de una jubilación prematura.

Rosas, quien es padre de 7 hijos y tiene 54 años, señaló que de acuerdo a lo establecido en el contrato colectivo, los hombres que laboran en la siderúrgica pueden recibir su jubilación a partir de los 60 años.

Asimismo declaró al Correo del Orinoco, que lo ocurrido es una represalia por haber denunciado junto a sus compañeros, las irregularidades en  Sidor así como las pésimas condiciones en las cuales trabajan en el lugar.

También dijo que otros compañeros han sido víctimas de la misma irregularidad y sin importar la tendencia política.

Cabe destacar que es miembro del movimiento oficialista Alianza Sindical.