Trinidad y Tobago deportó tres músicos de la Orquesta Sinfónica de Nueva Esparta

Los tres integrantes de la Orquesta Sinfónica de Nueva Esparta junto a su madre Erika de Herrera, fueron deportados desde Trinidad y Tobago hacia Güiria, en el estado Sucre de Venezuela este 27 de diciembre, según lo informó José Ramón Herrera, padre de los músicos.

«La deportación la realizaron vía marítima sin avisarme nada. Traté de tener información y no me la dieron. Ya están en Güiria, Sucre. No he podido hablar con ellos. Yo voy a regresarme a Venezuela, dejaré todo lo que había logrado acá en Trinidad y Tobago. Me voy con la frente en alto. Insisto: agoté todas las instancias legales para traérmelos, pero fue imposible”, dijo Herra a medios nacionales.

Los cuatro venezolanos salieron desde Tucupita, Delta Amacuro, para llegar a Trinidad y Tobago y así reencontrarse con José Ramón Herrera, quien migró de Nueva Esparta y reside y trabaja en Trinidad y Tobago.

El padre de los músicos señaló que no quiere continuar en Trinidad y Tobago sin su familia, por lo que ha decidido regresar a su país natal.